martes, 13 de diciembre de 2011

La petite portugaise

Escrito sobre una noticia vista en el diario El País de Madrid

El Alba (otro principio de cuento)


 En cuanto el Alba salió del puerto del Buceo, el viento se llevó sombreros mal puestos, las mochilas y paquetes se movieron a su antojo por el suelo de la lancha, y las olas que comenzaron a golpearnos por estribor nos balancearon como el Rock and Samba del Parque Rodó.

Víctor (principio de un cuento)


—Aquí Víctor —como siempre, la voz suena cariñosa al otro lado del teléfono.
—Víctor… ¡Qué sorpresa! ¿Cuándo llegaste?
—Llegué hoy.
Me desconcierto. El ritual se cumple desde hace tantos años, debió haber dicho “llegué ayer”, y no se rompen por que sí los rituales, alguna razón debe de haber. Le pregunto cómo está la madre, me dice que está bien. Entonces sigo lo establecido por años de amistad:

miércoles, 10 de agosto de 2011

La traductora

Otro germen de cuento, es sólo un principio sin pulir.

miércoles, 20 de julio de 2011

Agonía

Sigo con lo negro, pero esta vez sin humor.

lunes, 20 de junio de 2011

Anuncios a los lectores

Primer anuncio: Al principio pensé que el taller no me estaba sirviendo para nada este año. Después descubrí que tengo tres o cuatro cuentos sin terminar, o sin pulir, en algún caso apenas el principio.

lunes, 6 de junio de 2011

La vaca que cayó del cielo

Esto no es un cuento, sino una especie de divertimento que escribí porque no se me ocurría nada. También le tomo un poco el pelo a unos de los profes del taller.

jueves, 12 de mayo de 2011

Apuntes para una novela

Esto es un principio de una novela que pensé en escribir durante este año de taller. De alguna forma, me sentía obligada a escribir una novela, porque a la mayoría de los escritores se los conoce por las novelas. Después salen a relucir los libros de cuentos que escribieron antes de largarse al difícil emprendimiento de una novela, o para descansar mientras la escribían. En fin, la cosa es que estoy muy cómoda con los cuentos y no tengo ningunas ganas de meterme en un proyecto que se me hace gigantesco, así que desistí y me resigné a ser como, por ejemplo, Borges, por nombrar a alguno de los escritores que no han escrito novelas. Así, humildes nomás. Este principio está narrado por la narradora de "Dígales que no me busquen" y pensaba engancharlo con un cuento que realmente escribí sobre El Viñedo. En realidad, todo es verdad, salvo que nunca ganó nada y el párrafo final.

martes, 3 de mayo de 2011

Dígales que no me busquen

Este texto es del año pasado. Lo escribí bajo la consigna de basarnos en un hecho de la crónica roja. Después no supe cómo seguir, o no tuve más ganas. Tal vez me resultaba demasiado "heavy". Este año lo llevé a la primera sesión del taller, ya que como no teníamos consigna nos pidieron que lleváramos cualquier texto. Sigue así, sin final.

jueves, 28 de abril de 2011

Novedades del Taller de Escritura

Es un lugar común en Uruguay decir que, después del ocio del verano, el país se pone en marcha recién con la llegada del último ciclista (en semana santa se corre la vuelta ciclista). Felices los que pueden ponerse en marcha recién después de semana santa, pero no son muchos. Son tiempos de andar a mil y el ocio o el andar a media máquina están muy mal vistos. Yo cada vez estoy más de acuerdo con el “elogio de la lentitud” (libro que vi por ahí, no lo leí).